jueves, 5 de marzo de 2009

Caminos del peregrino
































































Avanzo despacio llevando la carga de mil conflictospero al mismo tiempo devoro kilòmetros por segundo,es un esfuerzo ùnico en la vidaque me obliga a cruzar cordilleras flanqueando los rìosmis gritos se vuelven murmullos cuando hieren el silencio.Todavìa no entiendo como pude desembarcar en medio del huracànaunque estoy acostumbrado a las turbonadas,mi ànimo se resiente por la aridez de la estepainconmensurable desgasta mi entereza latinacrecen pèrdidas de instrumentos ùtiles para la navegaciònbrama cada vez màs fuerte la tempestady no me parece seguro el cruce al otro lado,sin duda el vaivèn pendular de aliento y agonìa que turba a Rubèn Darìo.Los versos llueven como rosasy no encuentro beneplàcito en fòrmulas realistas,al contrario la realidad me aturde enceguecièndomeencuentro màs perfectos a los niños,ellos pueden jugar con la realidad a orillas de la Poesìa.Estoy seguro que hay un niño en mi interiormucho interès por quemar el tiempo,entretener y dormir al balòn mientras fluyen minutosesperando que el partido termine favorecièndome.Buscando dàdivas en la platònica repùblicaencuentro barriles con antiquìsimo vinoal beberlo me embriago de ideales,que encienden èpica fantasìa en las venasdeseos sublimes de soñar.Me conmueve la extensiòn del resbaladizo tercetoextendido en el horizonte de las guitarras,para abrazar la melodìa oculta en el escape.Escapista profesional rompiendo cadenasy burlando los baùles enchapados,siempre ondeante en su ritmo que hace saltar los grilletes de mis pies.Libres los pasos ensayan aquel swing que jamàs pensè bailar;sorprendido levito con alas melòdicas al lado de la musa.





































































































































































































































































































































































































































No hay comentarios: