sábado, 5 de septiembre de 2009

EL AMIGO

EL AMIGO







No envidiéis mi alegría, mi salud ni mi canto;


no envidiéis lo que sueño, ni envidiéis lo que digo.


Todo eso vale poco, por más que cueste tanto...


Pero, eso sí: envidiadme la amistad de este amigo.






Envidiadme la gloria de esta firme confianza


cuyo sentir profundo ni en bien ni en mal se altera,


porque yo siento mío lo que su mano alcanza,


y en él es permanente mi dicha pasajera.






Envidiadme este amigo que me mira de frente,


pues ni lo acerca el triunfo ni lo aleja el fracaso,


y él madura en espiga lo que en mí fue simiente,


y yo duermo en su lecho pero él bebe en mi vaso.






No importa si estoy solo, pues siempre está conmigo,


y mis propias arrugas lo van haciendo viejo...


Ah, sí, envidiadme todos la amistad de este amigo


que refleja mi espejo.

A.Buesa






7 comentarios:

arianna dijo...

El mejor amigo es uno mismo, que verdad es, te enfadas con él, ries con él, y sobre todo te conoce , por eso te en tiende

Gracias Peregrina

Sara dijo...

Precioso poema.
Besicos.

peregrina dijo...

Encontrase con tu amigo...
!que gran encuentro!

Felices sueños.

peregrina dijo...

Saludos Sara ¿te gustó...
Te lo dedico a ti.

Un besin

Alma dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Adm dijo...

Enviado :)

Un beso grande.

Alma dijo...

PERDÍ A UNA MIGO....No importa si estoy solo, pues siempre está conmigo,