sábado, 19 de diciembre de 2009

EN EL DESIERTO...TE HABLARE...



"Voy a seducirte, te llevaré al desierto y te hablaré al corazón..."


El Desierto, al mismo tiempo, fascina y aterra. Es la tierra de la gran soledad, y el hombre, por instinto, teme el cara a cara consigo mismo. El Ermitaño es un separado efectivo. La esencia del Desierto es la ausencia del hombre; el Desierto puro no tolera ni la vida. El mar de arena, al igual que la cima helada de los montes, es la naturaleza virgen, tal como salió de las manos del Creador, sobre la cual parece posarse aún el Espíritu de Dios que se cernía sobre las aguas al comienzo del mundo (Gén 1,2). Las almas ricas sienten el hechizo de esa virginidad del paisaje. El Desierto es puro y purifica; donde no está el hombre, tampoco está el pecado ni el ruido de los negocios terrenales.


"Voy a seducirle, le llevaré al desierto y le hablaré al corazón..."
(abandono.con)

8 comentarios:

ver con los ojos del corazon dijo...

Ese desierto físico apunta al desierto interior para ser vaciados de toda ilusión... y así...RECONOCER al ínico que en verdad mora en nosotros...EL SER-DIOS.

Un Abrazo...Peregrina..y Feliz Navidad...desde ese Despertar luminoso que en esencia recordamos cada vez.

Carmen.

arianna dijo...

Querida Peregrina

Te hablaré sin hablar , sé q. me escuchas y sientes mis palabras

Desde el corazón te mando un abrazo

Peregrina dijo...

Saludos Carmen.

Es justamente en ese desierto donde nada se escucha ni nada se ve...donde se escucha la sutil y pequeña voz...

Deseo que estos dias sean inspiradores para ti .

Besos.

Peregrina dijo...

Recibo tu voz en la distancia ...es un regalo.

Un abrazo a tu corazón

Alma dijo...

Si hay un lugar al que pertenezco, es al deierto, mis antepasados son árabes y yo continuo amándolo, bailo la danza del vientre y su música me hace amar AÚN MÁS este lugar, me fascina y si hay un instante que me gustaría ver es el florecer de este, me han dicho ojos que lo han visto que no hay un espectáculo más bello que ver un desierto FLORECIDO tras una pequeña lluvia, sus dunas se visten todas de flores y no que da ni un pedacito de arena por no ser fertil y lleno de color, sus gamas son variadas desde amarillos, pasasndo por rosas y con algunas florecitas entremezcladas rojas.

Gracias Peregrina por este instante tan bello.

FELÍZ NAVIDA, MI VIDA, LLENA DE AMOR.

Z. dijo...

Hola Peregrina: El desierto se presta a tantos símiles!! A mi me habla de quietud, de serenidad, de como debe quedar la mente sin distracciones, sin ruidos, solo la arena y el cielo, Dios y Tú(Yo), osea Tú(Yo) ;)
Un abrazo!

Soledad dijo...

"Preparad el camino al Señor.
Abrid en el desierto una senda recta para nuestro Dios..."

Feliz Navidad, querida Peregrina.

sankaradas dijo...

Hola Peregrina, el desierto es puro, el desierto es paz.

Felices fiestas.