domingo, 13 de diciembre de 2009

IMPERCEPTIBLE CENTELLEO




La mayor dificultad en esa búsqueda estriba en saber perseverar a fondo,


sin miedo,


en esa oscuridad total y descubrir ahí una pequeñísima luz.


En la medida en que nos aproximamos a ese casi imperceptible centelleo,


aumenta progresivamente en intensidad.


Poco a poco nos va revelando todo el contenido sorprendente del que es apenas un insignificante anuncio.


(Finkler)

5 comentarios:

sankaradas dijo...

Hola Peregrina.

Cuando descubrimos esta luz nos damos cuenta de que ya somos Luz.

Namasté.

arianna dijo...

Querida Pêregrina

PERSEVERAR, una asignatura difícil de aprobar

ya nada se para para los q.
hemos descubierto ese pequeño destello q. nos seguirá iluminando
(q. así sea)

Feliz semana amiga

Peregrina dijo...

Hola Sankaradas.

Y que esa luz da por fin sentido a nuestra vida ...llenandola de alegria y esperanza.

Un abrazo de amistad.

Peregrina dijo...

Feliz dia Arianna.

Cuando has descubierto el lucero que habita en el alma...este alimento lo necesitas como el aire que respiras...asi siempre hay PERSEVERANCIA.

Besos.

Delia dijo...

Así de simple, cambiar el enfoque de la mirada y se ve la luz, sin la oscuridad no la hubiéramos percibido. En cada experiencia el Ser se manifiesta.

Una buena semana, un beso.