jueves, 17 de junio de 2010

¿Porqué buscarlo...


¿Por qué debo buscarlo?
Soy el mismo, soy como él.
Su esencia habla a través de mí.
¡Me he estado buscando!










Cierra tus labios y podrás oír
del que posee el Aliento,
todo lo que no cabe
ni en palabras ni en definiciones.
Cierra tus labios y podrás oír
del Sol lo que no viene
ni en libros ni en discursos.
Cierra tus labios y hablará
el Espíritu por ti.

Yalal ad-Din Muhammad

7 comentarios:

FURIA DEL LAGO dijo...

Hermoso poema, Peregrina. Completo. Te deja flotando en la plenitud. Qué maravilla. Me lo guardo. Un beso, querida.

Peregrina dijo...

Hola F.D.Lago.

En esa plenitud que se abre cuando la mente esta en paz.

Un abrazo desde esa plenitud...amiga

Delia dijo...

Qué belleza y profundidad, gracias.

Leí el comentario que me dejaste y como era para una entrada vieja lo tenía que moderar...bueno no sé que hice pero no aparece en la entrada correspondiente, y yo no había anotado la dirección del blog que me sugerías, así que te pido que en el blog o por mail, como quieras, me lo vuelvas a pasar.
Disculpas, y un beso.

Santosham dijo...

siempre es tan dificil cerrar los ojos y "nover", cerrar los labios para que el "Espíritu hable", callar ante la evidencia de lo que Somos... Al parecer la "caprichosa Conciencia" quiere jugar de esta manera "su juego", aún buscándose a si misma... si hasta parece de risa que el ladrón se vista de policía para "¡atraparse a si mismo!!!"
Bella reflexión de Yalal ad-Din

Peregrina dijo...

Hola Santoshan.

Solo en momentos de plena conciencia es cuando el espiritu habla...le damos su lugar para que Sea...

Feliz sueño.

QUEOQUINA dijo...

Peregrina. Con tu permiso me lo llevo, gracias por compartir, un abrazo.

Peregrina dijo...

Hola Queoquina.

Todo es tuyo tambien y de todos.

Un abrazo.