lunes, 14 de febrero de 2011

Aprender a reconocer las señales




"Puede suceder que nos sintamos proyectados al Cielo en el momento
en que menos lo esperemos. Evidentemente, desearíamos permanecer
allí arriba para siempre, pero no es posible, ¡hay tantas cosas
que todavía nos mantienen atados al mundo de abajo! Si el Cielo
nos concede esta gracia, es para que tengamos el presentimiento,
la intuición de este espacio de luz donde estamos destinados a ir
a vivir un día. Estas alegrías repentinas que sentimos a veces
son el anuncio de una liberación futura.

Cuando los árboles comienzan a perder sus hojas en otoño, sabéis
que se acerca el invierno; y en invierno, cuando los narcisos de
las nieves comienzan a florecer, sabéis que anuncian la llegada
de la primavera. También en vuestra alma, como en la naturaleza,
aparecen signos precursores y debéis aprender a reconocerlos y a
descifrarlos."

(Omraam Mikhaël Aïvanhov )

5 comentarios:

Willy dijo...

Maravilloso Amiga, gracias por esta gran verdad siempre vigente y necesaria de recordar!

Esos momentos que hasta nos parecen extraños, pero son más genuinos e íntimos que todos los demás.

Esas señales de nuestro destino final, de nuestra patria eterna!

Gracias Peregrina del Amor por este espacio lleno de energía positiva y sabiduría esencial!

Un abrazo del cielo!

gorka dijo...

Atento a las señales... shhhhhhhhhh!!... están por todas partes y en todo momento...

Las ves!!!!!!.

Un abrazoeterno Peregrina!!.

Peregrina dijo...

Hola Willy .
Siento tu alegria al sentir la resonancia que ha captado tu alma , cuando uno experimenta esta alegria de tocar por fin el hogar...no hay palabras.

Cuando heramos niños esta experincia se producia muy a menudo...siiiiiiiii

ahi esta nuestra gran certeza y alegria.

Un abrazo inmenso.

Peregrina dijo...

Si Gorka
estan delante de nuestra nariz...

En esa inocencia del niño interior ...donde no niega nada está esa mirada transparente...del corazón ,
que las VE.

Abrazos amigo mio .

Ranita Azul dijo...

"...aprender a reconocerlos y a descifrarlos"

Claro que es así y debe ser. Este párrafo me trajo el recuerdo d ela niñez de mano de "mi maga", ella era mi abuela y aprendí muchas cosas de la vida cuando las comparaba con el mundo que nos rodeaba. Ella también utilizaba estas palabras que leo y es difícil no observar el mundo que nos rodea con esa disposición de antaño, por eso se llevan unos segundos de ventaja en el presentimiento o en la percepción.

Un saludo cordial. Elisa.

¡Gracias por estos momentos han sido muy interesantes para el espíritu!