miércoles, 8 de junio de 2011

! DAME CALMA SEÑOR !













!Dame calma Señor!








Déjame sentir la honda paz presente en cada experiencia,




en la armonia de vivir.




Dame Calma Señor de manera que pueda estar en la honda paz dentro de mi corazón.




Dame paz de manera que vea la bendición escondida en todas las cosas.








Guardame de palabras ociosas y vanas fantasias.




Calma la carrera de mi mente para que mis pensamientos tengan la claridad y el movimiento del fresco aire que respiro.








Busco la serenidad de un lago tranquilo, la fuerza de un roble, el inmutable y sólido poder de las montañas.








Dame calma, Señor, para que pueda emplear tiempo en gozar la paz, en la belleza que has creado a mi alrrededor.








Necesito tiempo para pensar, tiempo para considerar soluciones a problemas; tiempo para conformar mi interno ser y mi vida en amor y divino orden.








Dame Calma, Señor, es mi oración; y mientras oro siento que me aquieta Tu Presencia, siento la suavidad de tu mano en la mia, estoy tranquilo, estoy en paz.








Gracias Padre que me oiste.




















5 comentarios:

Alma dijo...

Dame calma, Señor,
qué nada me supere
que nada sienta yo que me hiere.
A dónde ir, si no es dentro de mí??
para encontrarte a Tí
ý en ese preciso instante
olvidarlo todo,
porque ese TODO,
me acerca a tí.

Qué mi Amor te acompañe, Peregrina.

gorka dijo...

Bonita oración Peregrina!

Investiga y encuentra la perla brillante serena y luminosa que has olvidado que eres... Y acuérdate que esa perla siempre ES en todo lo manifestado!

Un abrazo amiga!

Peregrina dijo...

Cuando pongo la mano en el corazón..

siento la fusión y cercania con la Divinidad...

en ese momento una gran luz y alegria invaden el alma.

Querida Alma que tu dulce sentir siga siempre derramando AMOR.

Mi abrazo para tí ...amiga.

Peregrina dijo...

El buscador de Dios sabe y siente

que dentro de el hay un gran

tesoro infinito de luz y amor...

es nuestro gran alimento...alegria

y esperanza...y la mas preciada meta.

Un abrazo querido Gorka.

Anónimo dijo...

A lo largo de mi vida he sentido la presencia, el Amor en todo momento. En mi jornada que queda he de llevar en mí su divinidad.