domingo, 12 de agosto de 2012

Que mis pensamientos se aquieten



Que mi mente esté en paz y que todos mis pensamientos se aquieten.


Padre, hoy vengo a Ti en busca de la paz que sólo Tú puedes dar. Vengo en silencio. Y en la quietud de mi corazón - en lo más recóndito de mi mente -, espero y estoy a la escucha de Tu Voz, Padre mío, háblame hoy. Vengo a oír Tu Voz en silencio, con certeza y con amor, seguro de que oirás mi llamada y de que me responderás.

Y ahora aguardamos silenciosamente. Dios está aquí porque esperamos juntos. Estoy seguro de que Él te hablará y de que tú le oirás. Acepta mi confianza, pues es la tuya. Nuestras mentes están unidas. Esperamos con un solo propósito: oír la respuesta de nuestro Padre a nuestra llamada, dejar que nuestros pensamientos se aquieten y encontrar Su paz, para oírle hablar de lo que nosotros somos y para que Él Se revele a Su Hijo.
U.C.D.M
 
     


4 comentarios:

arianna dijo...

Cómo no va a oir tu llamada ?
Dios se presenta ante los amantes.
Dios es el amado.
Sólo está al alcance de un corazón amoroso como el tuyo
Dios es la risa, Dios es las lágrimas.
Es la vida en su totalidad

Un cálido abrazo mi querida Peregrina
Feliz descanso , abandonate a Él
Ël siempre espera

Caminante Willy dijo...

GRACIAS Peregrina del Amor!

Gracias por recordarnos que la PAZ comienza con nosotros!

Sólo recordarlo para asumirlo y sentirnos en casa OTRA VEZ!

La PAZ sea contigo HERMANA QUERIDA, toda mi PAZ!

Peregrina dijo...


Entregada estoy...,

me dejo llevar como la corriente de un rio que cada dia sigue su cauce...

ya no dirijo...la mente está quieta...

Querida Arianna ! Que bueno que estes en mi vida!.
Besicos.



Peregrina dijo...


!!Cuanto amor y entrega me transmites querido Willy.

Que la vida te traiga de vuelta todo lo que derramas .

Abrazos.