jueves, 13 de septiembre de 2012

Hacernos amigos de nosotros mismos

Cuando empezamos a ver claramente lo que hacemos, cómo nos quedamos enganchados y nos dejamos arrastrar por los viejos hábitos, nuestra tendencia habitual es utilizar eso como motivo para desanimarnos, para sentirnos realmente mal con nosotros mismos. En lugar de eso, podríamos darnos cuenta de lo extraordinario que es tener la capacidad de vernos con sinceridad, de que hacer eso requiere valentía. De lo que se trata es de ver cada vez más nuestra vida como una maestra, en lugar de cómo una carga. Esto implica, básicamente, aprender a estar presentes en el sentido del humor, de aprender a estar presentes con bondad amorosa hacia nosotros mismos y hacia la situación externa, de aprender a regocijarnos por el ingrediente mágico de la autorreflexión sincera. Chögyam Trungpa llamaba a esto “hacernos amigos de nosotros mismos”. Esta amistad se basa en conocer todas las partes de nosotros mismos sin prejuicios. Es una amistad incondicional.

Pema Chödron
Del libro “Libérate”

Traido del blog...

No hay comentarios: