jueves, 4 de octubre de 2012

MI PRISIÖN ES UN SUEÑO DEL TEMOR



SI ESTOY APRISIONADO...



Si acepto que estoy aprisionado dentro de un cuerpo, en un mundo en el que todo lo que aparentemente vive parece morir, entonces mi Padre está aprisionado al igual que yo. Y esto es lo que creo cuando afirmo que tengo que obedecer las leyes que el mundo obedece, y que las flaquezas y los pecados que percibo son reales e ineludibles. Si de algún modo estoy aprisionado, ello significa que no conozco ni a mi Padre ni a mi Ser. y significa así mismo que no formo parte de la realidad en absoluto pues la verdad es libre, y lo que está aprisionado no forma parte de la verdad.

Padre, lo único que pido es la verdad. He tenido muchos pensamientos descabellados acerca de mi mismo y de mi creación, y he introducido en mi mente un sueño de miedo. Hoy no quiero soñar. Elijo el camino que conduce a Ti en lugar de la locura y el miedo. Pues la verdad está a salvo, y sólo el amor es seguro.
U.C.D.M.

3 comentarios:

Juan dijo...

Y por que se lo pides al Padre ?, quizás la respuesta este en la Madre.

No?

Peregrina dijo...


Padre y Madre el lo mismo fuera y

dentro, es la unificación del todo.

Saludos Juan

Juan dijo...

Sip, imagino que mas allá de este pseudo_tradicional lenguaje con ese carácter machista con tintes de complejo freudiano, que aprisiona el mensaje con el beneplácito de los que lo propagan, se encuentra la unificación.

No les vendría mal empezar a unificar dando ejemplo, pero si a ti como mujer no te importa, por que le iba a importar a sus iluminados escritores-editores, que de pecados parecen saber mucho.